Campamento-Juan-Pablo-II

En los pasados meses se han continuado las obras correspondientes al desarme del Campamento Juan Pablo II. Con el desalojo por etapas de las familias, y traslados a nuevas viviendas provisorias, se han dado pasos definitivos ante el propósito de erradicar los campamentos de la comuna.

Como alcalde, no puedo dejar de remarcar que este hermoso desafío presenta muchos vaivenes y pormenores. La ciudadanía ha respaldado esta decisión y, en especial los vecinos que están siendo afectados y beneficiados, han brindado toda su disposición y apoyo. Aún es un proceso que recién está empezando y que durará años para finalizar la transición.

Durante los meses de invierno hemos estado concluyendo la primera etapa: de trasladar a las personas. Este es el primer hito o “momento” con el que contábamos, que es sacar a la gente y encontrarle arriendo en otra parte. Sin embargo, los obstáculos ─si bien sorteables─ no han sido menores.

Como municipalidad hemos podido buscar alternativas, y además subvencionar los arriendos necesarios durante este tiempo. Pero como en toda institución y para su mayor distribución, los recursos son acotados. Aún nos encontramos en búsqueda de arriendos para los vecinos involucrados. Aún hay 19 familias que siguen en el campamento Juan Pablo II de nuestra comuna, para quienes estamos buscando alternativas de manera urgente para poder continuar con la segunda etapa de nuestras obras.

Ante esta situación que se ha prolongado, estamos viendo la alternativa de que las familias estén dispuestas a compartir gastos durante el periodo de construcción de las nuevas viviendas para poder encontrar prontamente un hogar provisorio.

La problemática que más nos ha afectado a la hora de dar pasos y tomar decisiones ha sido encontrar suelos disponibles en Lo Barnechea. Por esta misma razón, es que debemos desocupar y desarmar el campamento existente, para partir de cero pero en esos mismos terrenos. Aquí se construyen viviendas sociales de mejor calidad. Hasta ahora hemos podido potenciar el traslado de 265 familias, pero estas 19 restantes no han podido encontrar arriendo. Como municipalidad estamos con ellos en este proceso que, si bien ha sido difícil, no es imposible.

Estamos instando a los vecinos que están en condiciones, el reunirse durante este periodo y vivir en conjunto. Por ejemplo, aquellas mujeres u hombres que ya viven solos y sin hijos. Pueden convivir.

Por ahora no podemos empezar la construcción del proyecto, que involucra a las 400 familias que fueron contabilizadas. Desde enero estas familias han sido notificadas y saben que deben salir del lugar, en eso todos están unánimes, pero la última etapa de desalojo se ha extendido más de lo anticipado.

No quisiéramos recurrir a otras medidas extremas, en especial porque estas 19 familias que aún están a la espera contemplan cerca de 100 personas. Tanto los vecinos como la municipalidad, quisimos evitar el desalojo a través de la fuerza pública, pero nos vimos forzados a avanzar de esta forma. Por lo que instamos a que podamos finalizar el proceso y seguir avanzando para los 400 hogares nuevos que se construirán.

La urgencia es debido a lo largo que será la construcción, posterior al retiro de tierras y escombros. En el terreno del ex Campamento Juan Pablo II, todo será nuevo. Hay un promedio de 11 metros de escombros que deben ser removidos, para dar paso a la siguiente etapa y la que más esperamos: el comienzo de la construcción de las nuevas viviendas sociales.

Además de mejoramiento de la calidad de vida, este cambio producirá una integración social que vemos necesaria y que es una de nuestras prioridades en Lo Barnechea. Estoy convencido y me mantengo firme y positivo frente a lo que esta experiencia nos deparará, con nuevos hogares de alto estándar, ideados por expertos en el tema. Nuevas luminarias, nuevas áreas verdes, y una nueva y mejorada calidad de vida para nuestros vecinos. Que les de más alegría y tranquilidad. Ese es el compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.