Centro Lector Lo Barnechea

El Centro Lector de Lo Barnechea es la biblioteca pública del municipio, que cuenta con más de 30.000 títulos a su haber y el catálogo más rico en cuanto a literatura infantil y juvenil del país se trata, a nivel comunal. Pero en inclusión no se quedan atrás: para que la lectura llegue a todos y a todas partes, es que durante el 2017 se tomaron medidas que invitan a que cualquier persona en situación de discapacidad se anime a ser parte de este lugar. Y no pierda el apetito por leer y aprender.

No sólo libros en braille o en formato de audio se pueden encontrar en las dependencias del Centro Lector: de todo tipo de juegos y actividades se incluyeron para personas con habilidades o capacidades diferentes.

Ajedrez con marcas especiales para aquellos con visibilidad reducida, computadores que se activan sin usar las manos, mesas para personas en silla de ruedas y naipes españoles con braille, entre otros artículos son los que están a disposición de los vecinos en el establecimiento. Este servicio, como muchos otros son de acceso completamente gratuito para quienes residen en la comuna de Lo Barnechea. El propósito es integrar a las personas sin excluirlas según las diferentes condiciones que puedan requerir.

El proyecto, que fue inaugurado el mes de octubre del año pasado, se llevó a cabo gracias al apoyo de un Fondart, en conjunto con la Corporación Cultural de Lo Barnechea, quien está a cargo del Centro Lector y todo lo que a este respecta. El Consejo Nacional de la Cultura y las Artes decidió otorgar financiamiento a una iniciativa que sin duda es importante destacar y rescatar para replicarse en otras comunas del país.

Si bien la biblioteca pertenece al municipio, está habilitada para que cualquier ciudadano pueda acudir y hacer uso de sus servicios, siendo un servicio país.

Como misión, tiene el garantizar la inclusión y el acceso universal a la lectura, una de las motivaciones principales según el alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, quien aboga por esto de manera personal. La educación y cultura, en sus palabras, tiene la capacidad de transformar mentes y cambiar vidas. Y por eso es importante que todos puedan tener un libre acceso a estas herramientas y a la recreación a través de los libros.

“Es un gran ejemplo que puede ser imitado en otros lugares del país, pues la idea de fomentar la inclusión no es una competencia”, comentó en declaraciones para 24 Horas. Con esto, hace un llamado a quien sea que desee conocer las instalaciones del Centro Lector, revisar su infraestructura, equipamiento y funciones.

La idea, agrega, es hacer “una biblioteca pensada en la familia: hay estacionamientos para quienes vienen en vehículo; baños acondicionados para personas con discapacidad; una guaguateca; juegos para niños que todavía no ingresan a la escuela y títulos de libros para jóvenes, sus padres y sus abuelos”.

Esta iniciativa ha sido impulsada en conjunto entre la autoridad local, la Corporación Cultural, y ahora el apoyo del Fondart para financiar dicho establecimiento. El equipamiento es novedoso e importante de implementar para la real inclusión de los diferentes ciudadanos. Una biblioteca es una institución parte de todas ciudad y sociedad desde tiempos remotos, una herramienta mínima para que los vecinos tengan acceso a todo el mundo que la lectura permite, en especial, que los niños requieren: para aquellos padres o adultos estudiantes que no tienen la capacidad de adquirir libros para sus labores y estudios uno por uno, el Centro Lector se vuelve un apoyo fundamental a la hora de conseguir textos. Es un refuerzo, y un lugar en el que se hace comunidad.

Felipe Guevara, edil de la comuna, remarca lo necesario que esto es para democratizar el acceso a la biblioteca, en este caso, pública y garantizar el derecho de todos los vecinos de participar en ella, por lo que se habilita la opción para quienes cuentan con alguna discapacidad. Además, se visibiliza a nivel país una necesidad: la de más espacios como este.

En pos de la administración del lugar, los servicios son gratuitos, pero el préstamo de libros para llevar del recinto tiene un costo ─membresía proporcional que existe en diferentes niveles.

Fue a través del Fondo Nacional del Fomento del Libro y la Lectura 2017 del CNCA que la Municipalidad de Lo Barnechea materializó esta idea de inclusión, que ya va por su séptimo mes de funcionamiento. El presupuesto fue de $13.387.397.

La biblioteca del Centro Lector está abierto de lunes a viernes de 10:00 a 19:00 horas y sábados hasta las 13:00 horas. Y la invitación a participar se extiende para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.