Día del libro Lo Barnechea
No me canso de poner énfasis en lo importante que es la cultura para la existencia del ser humano, y por supuesto, para la comunidad. Esto lo he revelado en numerosas ocasiones, por lo mismo ha sido parte fundamental en la gestión municipal.

Todo municipio tiene su veta artística, por así decirle. Pero no siempre los vecinos saben, o no les representa. A través de los años, en Lo Barnechea hemos potenciado esto escuchando las opiniones e ideas de nuestros ciudadanos, forjando un área cultural que nos tiene orgullosos.

El mes de abril pudimos centrarnos en el hito que significa el Día del Libro, con una feria gestionada para los vecinos. Durante dos días compartimos en el Centro Cultural El Tranque, promoviendo el desarrollo lector que venimos incentivando en el último tiempo.

Dentro de nuestros objetivos en el área de las humanidades y arte, el de la lectura ha sido un punto que nos hemos tomado en serio. El Centro Lector de nuestra comuna es evidencia de esto, por lo que no podíamos relegar la conmemoración del libro dentro de nuestra agenda.

Pero como la innovación también está en nuestro ADN, esta celebración fue hecha en un tono lúdico, que invitase a quienes no son tan amigos de los libros, a acercarse. A descubrir que en ellos hay espacio para todos, y que nos abre mundos que no conocíamos antes. Que abre nuestra imaginación. Y la capacidad de imaginar es la que nos lleva en búsqueda de un mundo mejor.

Encuentros multidisciplinarios

Sé bien que estos temas son más fáciles de plantear que de ejecutar o convocar. Tampoco lograríamos nada sin la colaboración de los residentes de Lo Barnechea, sin su asistencia e ideas. Dentro de la región, y por qué no decirlo, del país, podemos encontrar amplias actividades artísticas, mas no el público que respalde que cumplen su objetivo.

Una iniciativa es efectiva en la medida de que, si fue hecha para los vecinos, sean ellos mismos el público que las aprovecha. Y por eso también creo que es importante lo multidisciplinario.

Las letras, por ejemplo, se entrelazan con muchas otras cosas: hay libros de cada categoría que podamos imaginar. Y uno de estos puntos es el teatro, siendo de hecho el fallecimiento de Shakespeare uno de los motivos por los que conmemoramos el Día del Libro.

A raíz de lo mismo, convocamos al Teatro Lambe Lambe, quienes hacen un trabajo excepcional y que causa gran fascinación entre grandes y chicos. También la compañía Aranwa nos acompañó con una obra infantil, para entretener a los más pequeños.

Sin duda que estos cruces despiertan aún más nuestros sentidos, nuestra mente. La cultura y todo lo que ello implica tiene ese propósito: ser parte de la expresión del ser humano de su capacidad de reflexión. Sin eso, estaríamos “muertos” y careceríamos de historia.

Porque las letras son historia, son psicología, son fábulas y recetas, ¡de todo! Es, más que una entretención, una herramienta para el desarrollo humano, colectivo e individual, de cada persona.

Espíritu lector 

El propósito de discursos como este es promover el espíritu lector. En una actualidad donde cada vez es más difícil mantener el papel y las letras vivas, se sugiere una crisis de la literatura. Si bien aún se seguirá transformando y adaptándose a nuevos formatos, si estamos en la era de la información, ¿por qué entonces no la aprovechamos?

En mayo tenemos ya el Día del Patrimonio Nacional y eso nos motiva a seguir incentivando este espíritu lector, y cultural en general. Que nos conectemos con todos los elementos que tenemos al alcance. Que aprovechemos estas actividades para conocer, sea por libros, museos o danza, el mundo que tenemos alrededor nuestro.

Soy un fiel creyente de los libros. De que son necesarios para nuestro crecer, vivir. Y es lo que he intentado transmitir durante estos años de trabajo en Lo Barnechea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.