Prevención violencia en pololeo

El 2018 es importante para nosotros como municipio, y para mí como alcalde, por varios factores. Uno de ellos ha sido el gran avance en sociedad, erradicando el campamento Juan Pablo II y continuando en una línea de modernización en todas las áreas de nuestro quehacer. Pero, también, lo hemos visto como propicio debido al gobierno que hoy se encuentra liderando al país.

Si bien para la labor de un municipio el panorama no cambia, ni se hace adverso en Estados que tengan desde la base a otros partidos, sí se facilitan los vínculos e iniciativas, intercambio y refuerzo de idea cuando se está militando desde el mismo lado. Para mí, como alcalde, políticamente es importante.

Algunos antecedentes

Esto ya se ha hecho patentes en los primeros meses del nuevo Gobierno, en especial en una reciente actividad que fue impulsada por el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, quienes en conjunto con la PDI han planificado un ciclo de charlas en colegios municipales para educar a los jóvenes sobre el cuidado de la violencia, en este caso, en el pololeo.

La alianza entre ambas entidades también contempla a los alcaldes y autoridades representantes de diferentes comunas del país. Esta pretende beneficiar a los establecimientos educacionales, brindando herramientas concretas para prevenir la violencia en el pololeo, que se comienza cada día a más temprana edad.

Datos relevantes

Según dio a conocer el Ministerio a través de la INJUV, en su última encuesta, un 51% de los estudiantes chilenos dice conocer a alguien que es víctima de violencia en el noviazgo adolescente. Es así como, en conjunto con Isabel Plá y autoridades de la Policía de Investigaciones, propusimos la idea de este programa.

Este contempla una serie de charlas preventivas que se harán a nivel nacional totalmente sin costo para colegios, escuelas y liceos, pudiendo dar a entender qué se comprende como hechos de violencia, cómo enfrentarlos y prevenirlos.

La idea es brindar estas herramientas a todos los establecimientos educacionales de Chile, pues tenemos la intención de apoyar a los jóvenes y que, al mismo tiempo que aprenden, se cuestionen su accionar y analicen el entorno y las formas en las que se relacionan. En muchos casos falta soporte concreto, como a quién decirle o acudir en caso de violencia. O no saben cómo establecer límites.

Lo esencial

Como dijo Cecilia Pérez al respecto: “En la medida que entreguemos más herramientas para prevenir estos hechos, estaremos generando condiciones que contribuyan a una cultura de respeto a la dignidad de la mujer en todos los espacios, y a al protección de la vida y su integridad”. Nuestro propósito y mi propósito como alcalde es el mismo que estipula la Ministra: asegurar y construir una cultura de respeto y combatir la violencia en el pololeo e intrafamiliar.

La educación en todos los sentidos es el pilar fundamental en la construcción del individuo, y si no hablamos este tema con nuestros jóvenes, la violencia seguirá siendo naturalizada o silenciada ─según el contexto familiar de cada adolescente. Para prevenir ataques o desgracias en la población adulta, hay que comenzar desde las bases. Y hoy los jóvenes comienzan relaciones amorosas desde temprana edad, muchas de estas con amplios espacios fuera de la vigilancia completa de un adulto. Lo mismo, propicia o puede abrir la posibilidad de que se de violencia física y/o verbal en el pololeo.

“Trabajar en prevención, es trabajar por reducir las trágicas cifras de violencia que tiene nuestro”, agregó la Ministra Isabel Plá, con quien hemos construído un equipo comprometido en esta causa.

Prevención violencia pololeo

Algunas cifras

Las cifras del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) publicadas en “Percepciones sobre la Violencia en el Pololeo”, refleja que dos de cada 10 estudiantes en etapa escolar han sufrido algún tipo de violencia por parte de su pareja actual, siendo la violencia psicológica la que más se ha disparado. Esto refiere a actitudes, lenguaje verbal, y hoy en día, todo lo que también se puede dar y expresar a través de las redes sociales.

De hecho, en esta misma línea, el 19 % de los jóvenes asegura que su pareja revisa sus redes sociales, mientras que otro 20 % afirma que su pareja “controla” sus movimientos como el asistir o salir de un evento o fiesta, al mismo tiempo que vigilar su vestimenta. Estas pequeñas actitudes van construyendo dominancia o control sobre el otro, lo que no debe ser naturalizado.

La alianza entre el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género y la PDI es fundamental para dar herramientas que abarcan varias áreas. Este tema es urgente para el Gobierno, en especial tomando en cuenta el proyecto de Ley sobre violencia en el pololeo que se está priorizando entre el Ejecutivo y la Cámara de Diputados.

Me siento honrado de participar y aprender de esta misma iniciativa y causa. Este es sólo el comienzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.