Camino a Farellones

Comienza el invierno y se acercan las vacaciones escolares y universitarias. Y esto implica mucho movimiento y actividades en una época donde las temperaturas y condiciones climáticas pueden ser, en veces, problemáticas para los ciudadanos.

Siendo Lo Barnechea una comuna en la que contamos con el privilegio de tener cordillera y siendo ese nuestro principal atractivo turístico todo el año, invierno es nuestra época con mayor movimiento y gente. Por eso, cada invierno nos preparamos con mayor anticipación, tecnología y detalle, para que no se nos escape ningún área y tanto turistas como locales, niños y mayores, puedan disfrutar en nuestra comuna.

En todo Lo Barnechea hay un plan que se ejecuta antes del invierno, preparándonos para la época. Acá podamos árboles, limpiamos los sumideros tapados para evitar circulación de agua. Se tapan hoyos, pues con el agua se producen más hoyos en el asfalto, entre otros puntos que cubren el plan que elabora el comité de emergencia.

El comité de emergencia que se hace cargo en estas ocasiones involucra a 21 instituciones, con el Cuerpo de Socorro Andino, la Cruz Roja, los Bomberos, el Ejército, entre otras con quienes tenemos un plan a desarrollar en caso de alguna eventualidad, por ejemplo, si hay un alud, o si hay una inundación.

También tenemos un albergue para la gente que se queda sin casa por las lluvias o nevazones. Esto es cada invierno, y siempre lo intentamos mejorar.

En cuanto a la montaña, por zonas como Farellones van miles de personas por temporada. El año pasado subieron 1.000.000 de personas en dos o tres meses, considerando la mayor cantidad en las vacaciones de invierno de los escolares. Por lo mismo, también hay una preparación del equipo de montaña, terminando las obras que estaban pendiente de construcción de veredas en Farellones. Habilitamos la cancha de fútbol como estacionamiento. Y desde estacionamiento al centro de ski, tenemos carritos que transportan gratuitamente a las personas, pues caminar con barro o nieve es peligroso.

Pretendemos preocuparnos de cada detalle, para que todo esté cubierto, por lo que se despliega todo nuestro equipo móvil: camiones recolectores de basura, por ejemplo, ya que se triplica semanalmente la cantidad de basura a recolectar. Tenemos habilitados vehículos barre nieve, y otras herramientas más.

En cuanto a los caminos, estos han sido actualmente nuestro mayor foco de preocupación. Y no por la nieve, pues esta no es ningún problema. El problema es el hielo. Cuando hay hielo y hay más de 11 % de pendiente, los neumáticos puedes resbalar y es un peligro. Por lo mismo es que compramos sal y la pusimos en las camionetas que tienen un dispensador en la parte trasera. Cuando baja la temperatura, en vez de congelarse a los 0º, se congele a los -7º, entonces ganamos 7 grados de temperatura sin tener hielo, gracias al efecto de la sal.

Pero como todo tiene sus riesgos, el pavimento y la sal atraen a los animales que están en la cordillera. Por el aroma y calor que de los caminos emana. Así es como nos esforzamos por proteger y fortalecer todos los cercos que hay a la orilla del camino para que no ingresen los animales de la zona montañosa.

Terminamos la construcción de una plaza en el sector de La Parva, así como de varias obras que se están preparando.

Y por otra parte, se activan convenios especiales para la época, por ejemplo en el área de seguridad, salud y prevención. Tenemos dos motos con paramédicos que están todo el día y noche en la ruta, de manera que si alguien tiene un accidente, estas personas están capacitadas para atenderlos. Dos camionetas con rescatistas, quienes tienen cursos de rescate en montaña, por si alguien se cae a un barranco, así no tenemos necesidad de esperar a Bomberos para atender accidentes, lesionados, y atender personas que necesitan rescate inmediato.

Otro de los convenios es que junto a Subarú tenemos 6 autos todo el día en la ruta ayudando a los automovilistas. Hay personas que no sepa manejar con hielo o nieve, o no saben ponerle cadenas al auto. O se quedan en panne. Por lo que están seis autos todo el día, en 30 kilómetros, 2 motos de paramédicos y dos camionetas para rescate. Son 10 vehículos en 30 kilómetros. Por lo tanto, la cobertura que tenemos es total. Este será el primer invierno donde van a funcionar las 14 cámaras de televigilancia que activamos en la ruta.

Con todo, este es el camino de montaña más seguro de Chile. Y estamos muy orgullosos de eso, pues permite una mejor vida para todos los vecinos y quienes nos visitan durante el invierno.

Un comentario en ““Tenemos el camino de montaña más seguro de Chile”: así se recibe el invierno en Lo Barnechea”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.